jueves, 23 de mayo de 2013

Intercambio linguístico

Era noche de chicas, estábamos todas, va… casi todas, hacía unos días que no sabíamos nada de una de nosotras, imaginamos que nada grave le debió ocurrir, pero habíamos establecido que si no sabíamos nada de Ella esa noche, iríamos hasta su casa para saber si se encontraba bien, cuando estábamos por empezar a contar nuestras cositas y a degustar una buena bebida; ahí llego Ella con una sonrisa en su rostro y unos grande lentes oscuros, la miramos, y enseguida le dijimos -quítate los lentes-, era de noche y estábamos en casa, en ese momento entendimos el porque de sus grandes lentes oscuros, sus ojeras no se podían disimular con ningún maquillaje y ahí supimos la respuesta a tanto silencio de su parte, todas a la vez le dijimos –queremos saber todo- y Ella no se hizo rogar.

El otro fin de semana había salido con un grupo de compañeros de trabajo, en el bar donde estaban tomando algo, conoció a un joven de 1,80 cm de alto, piel negra como el chocolate amargo, labios generosos, Él era de Nueva York, se encontraba en un viaje de estudios, era su primer noche en la ciudad y Ella fue la afortunada de enseñarle el idioma y la ciudad, entre charla y bebidas pasaron la noche, se pasaron el teléfono y al otro día Ella decidió llamarlo, quedaron en encontrarse en Puerto Madero, se puso su vestido blanco con puntilla en el escote y ahí estaba Ella junto a su joven estudiante de intercambio, el sueño de toda chica, Ella lo estaba por hacer realidad, y fue así, se fueron a su departamento, pasaron la noche juntos, al otro día, cuando todavía a la tarde le quedaban algunos destellos de luz, se volvieron a encontrar, fueron rumbo a la casa de Ella y así pasaron toda la semana, el aprendió a fondo la lengua española, conoció la ciudad, que limita entre el monte venus y el monte del deseo, los límites eran estrictos, salir de la ciudad era correr riesgo de muerte y para no morir debía volver a empezar, Ella se convirtió en una verdadera guía de turismo, que le hizo recorrer cada uno de los puntos cardinales que limitaban la ciudad, en algunos momentos paraban para tomar alguna bebida y revisar el mapa que los llevaría al siguiente destino, sin salir de los limites de la ciudad que da la fantasía hecha realidad.

Stella Maris Leone Geraci
Artista Plástica - Fotógrafa – Escritora
http://historiasmujeresysexo.blogspot.com


twitter: @stellamleone

lunes, 13 de mayo de 2013

#diariodeunamante5


Como les decía anteriormente soy nueva en esto de los romances virtuales, del amor en tiempos del 2.0, pero cuando empiezo a averiguar es moneda corriente, y muchas veces o la mayoría de las veces, el amor, la relación, la calentura, no pasa de un orgasmo virtual, y entonces me dije, que le pasa a un hombre de unos años y a una mujer de mis años, manteniendo está relación de calentura virtual y no de una relación real como para decirlo en forma educada.

Fue en ese momento que me pregunte, si el no tiene compromisos, como se supone que es y yo no los tengo, por qué no vamos más allá y entonces mi mente empezó a elucubrar un montón de cuestiones, hasta que llegue al punto de caminar por las paredes y ahí me dije –BASTA!!!!-; desde nuestro último encuentro; ya habían pasado varios días, y fue ahí que el volvió con sus pequeños mensajes, sus palabras que iban cambiando de color a medida que nosotros hablábamos o nos escribíamos y desde luego me olvidé de todo lo que mi cabeza una hora antes había estado pensando, pero ….. si siempre hay un pero, cuando ya el teclado sacaba humo de tanto escribir palabras inconvenientes para menores, y en este punto al menos yo, estaba necesitando de escribir mis palabras en su piel, EL CORTA!!!! la comunicación.

No me quedo más remedio que una buena ducha fría, para calmar tanta calentura virtual, apagar la computadora que se encontraba al rojo vivo y comenzar a realizarme muchas preguntas, entre ella ¿cuántas amantes virtuales tiene?, a está altura ya estaba totalmente convencida que no era la única, así que era el momento de replantearme de seguir adelante con está relación (por decirlo de alguna manera), o terminar antes de llegar a un siguiente paso; y en el silencio de nuestras charlas quizás encuentre la respuesta.

Hasta el próximo encuentro virtual o real…..


Stella Maris Leone Geraci
Artista Plástica - Fotógrafa - Escritora

twitter: @stellamleone


martes, 23 de abril de 2013

Tarjeta roja


Hace unos días les contaba el avance de un señor, el que me hizo sentir como si estuviera en un capítulo de la serie Sex And The City; cuando creí que eso había quedado en el olvido nuestro caballero en cuestión volvió a las andadas, terminábamos una reunión con otras personas y en ese momento cuando nos despedimos sugirió que debíamos tener un encuentro a solas, lo mire con una sonrisa y en tono muy bajo le dije –no juegues con fuego, un día te podes quemar- ; en este punto entre saludos de unos y otros y su mujer que se encontraba cerca; el insistió, no van a creer después de todo lo que les conté, que me voy a escandalizar por la propuesta de un hombre casado, pero quizás lo que no saben es que yo suelo elegir a mis amantes y no ellos a mi, aunque muchas veces ellos creen que es así.

Como dije en mi relato anterior, no soy una joven, ni tampoco voy por la vida queriendo parecer una jovencita, ya tuve esa edad y la disfrute, hoy disfruto de mi edad, a la que le sumó experiencia y eso es algo que las Chicas de Barrio como yo, nos gusta, a la hora de ir por la vida; saber de algunas cositas.

Vuelvo al tema del señor y su propuesta, me miró con picardía y volvió a insistir con una frase, que si hasta ese momento su propuesta podía ser halagadora, cuando la dijo le quito puntos, y que una sea una Chica de Barrio, no es para permitir que ningún caballero le venga con una propuesta como decirlo “chabacana”; y ya me imagino en este punto quieren saber que dijo, les voy a transcribir una parte, el resto no es ni para ser leído y dijo así: –porque no jugamos a la basurita-; lo miré y le dije que feo lo que dijiste, siempre con una sonrisa; pero él pensó que no entendí su significado, así que encima me lo aclara; y entre lo primero y lo segundo, como decirlo, quedo en la escala menos diez.

A veces un hombre puede ser tan poco sutil que con un halago se gana varios puntos, pero con una propuesta burda se fue al descenso; así que le pondremos tarjeta roja.


Stella Maris Leone Geraci
Artista Plástica - Fotógrafa – Escritora
http://historiasmujeresysexo.blogspot.com

twitter: @stellamleone

martes, 16 de abril de 2013

Diario de un amante 4


Hacía un tiempo que no tenía noticias de El Caballero, parece que eso de entrar en el freezer le duro y mucho, y como quien no quiero la cosa, volvimos a la carga, va en realidad el volvió a la carga, lo real es que para mi es toda una experiencia, esto del chat y las relaciones virtuales es algo que por lo visto debía experimentar, El Caballero mostró sus dotes de seducción y en todos los sentidos, me decía todo aquella que una mujer imagina que un hombre le haría y cuando la charla empezó a ponerse en un rojo incandescente, yo  debía irme tenía una reunión de trabajo, hasta en un momento me pareció una justicia divina, ahora sería yo quien lo dejará, con ganas de seguir esta conversación, cuando le dije que debía cortar y salir, ahí empezó el otro interrogatorio, a donde iba y en eso le dije por qué no, nos encontramos cuando salgo de mi reunión es cerca de casa y después podemos seguir y practicar nuestra charla.

No me dio una respuesta segura, pero cuando estaba en la reunión me llega un mensaje de texto, donde me avisa que me vendría a buscar, y ahí el corazón me latió fuerte, trate de terminar la reunión lo más rápido que pude, y entre charla y charla y mensaje y mensaje, el me dice cuando salgas avísame así nos encontramos, como a los dos nos conocen y todavía no habíamos pasado de un encuentro formal, hasta yo creí que lo mejor era vernos a escondidas y eso siempre tiene el sabor de lo prohibido y le da más sabor a un encuentro tan esperado, así fue, cuando salía lo llame, me dijo que siguiera caminando por tal lugar y a un par de cuadras cuando ningún conocido estaba cerca ahí llego él en su auto rojo, subí dio la vuelta a la esquina y nos dimos un beso tal que fue como quitarnos las amígdalas, nos dirigimos a mi casa y el resto fue todo lujuria, el me quitó lentamente la ropa, mientras lo hacía besaba cada parte de mi cuerpo, con tal intensidad y minuciosidad, como si lo estuviera  registrando, mientras tantos yo hacía lo mismo con el siempre me gusto desabrochar la camisa del hombre que esta en ese momento conmigo y en ese juego que anticipa el momento, nos detuvimos y volvimos a empezar, ahhhhhh….como decir que el encuentro fue todo eso que nos veníamos diciendo y más, pero como todo encuentro termina, nos duchamos, nos besamos, nos despedimos.

Hasta el próximo encuentro virtual o real….

Stella Maris Leone Geraci
Artista Plástica - Fotógrafa - Escritora

twitter: @stellamleone


sábado, 6 de abril de 2013

Habemus papam


Mientras leía las noticias sobre el nuevo Papa Argentino y los comentarios si esto o aquello, recibo el llamado de un Amigo (el es Escultor), son esos amigos que llaman cada tanto, que una tiene desde hace muchos años, que la admira a una o la quieren a una o ….. no se, pero el no pierde oportunidad para decirme sus sentimientos, cada vez que puede.

Volviendo al tema, mi Amigo, me llama para hablar de varios temas y me dice: - que te parece si nos vamos a pasar el fin de semana a Sierra de la Ventana, para celebrar Habemus Papam -; me quede sumida en un silencio profundo, qué decirle, como decirle nuevamente que no, el lo sabe, pero algo en él hace que insista para que una lo rechace y no por qué una se haga la gran diva, es sólo una Chica de Barrio, que no encuentra las palabras para no lastimar a un Amigo que es una buena persona, pero mis sentimientos hacia él, no son más de los que una puede tener por un amigo, lo extraño es que él lo sabe y se reía con mi silencio, me decía habla, sólo pude decirle – me siento halagada, que los caballeros en estos días me estén haciendo propuestas, que más puede pedir una Chica de Barrio, que los caballeros se fijen en una -; el se reía, seguimos hablando de varias cosas.

Cuando corté con él me quede pensando en mis últimos encuentros con los caballeros, que llegaron a mi vida y todos tenían algo en común yo los llamo sub 60, con todo cariño, al contrario, en un momento me dije que me pasa?, pero después también me dije que pretendes tenés 47, a los jóvenes nunca les diste lugar, no está nada mal como siempre digo, para una Chica de Barrio, que los hombres todavía la vean a una, como una mujer que puede compartir con ellos una etapa, un momento  de su vida.

Stella Maris Leone Geraci
Artista Plástica - Fotógrafa - Escritora

twitter: @stellamleone

miércoles, 13 de marzo de 2013

Diario de un amante #3


Donde estaba,  justo El Caballero se había conectado y hacía tiempo que no, nos  hablábamos, escribíamos; bue, como le queramos llamar, el punto en cuestión de nuestra charla fue una de mis fotos publicadas, vio que tenía puestas unas medias con liga, esa foto me la había sacado en invierno, me comenta que le gustaban las medias de liga y que para nuestro encuentro quería que las tuviera puesta, como estamos en verano le dije que tendría que esperar, eso de ponerse medias en verano puede ser una gran tortura; po r más que una quiera encontrarse con El Caballero, las medias en verano pueden ser fatales.

Así que insistió en que debía tenerlas, haciendo un relato, el cual voy a tratar de describir de  como me quitaría las medias, primero recorrería mi cuerpo con sus labios, sus manos (debo decir que son bien grandes), su lengua se detendría en mis pechos, en mi ombligo, en mi sexo y luego me quitaría las medias de a una muy lentamente con los labios, mientras iba besando mis piernas y para que decirles en este punto, soy una Chica Barrio y ya quería que estuviera haciendo todo eso que me decía, así que le dije y si nos dejábamos de tanta charla cibernética y nos vemos; ese fue el momento en donde la charla entró en el freezer otra que el castillo de hielo donde James Bond hizo una de sus aventuras (cuando lo interpretaba Pierce Brosnan en “Otro día para morir”), así que El Caballero, alegó que debía prepararle la comida a su hija y cortó, la conversación.

Y yo, me fui a dar una gran ducha fría, de esas que cuando tocan la piel de una Chica de Barrio sale tanto calor, que el baño se convirtió en un baño turco; después de haber bajado mi temperatura del deseo y mi temperatura de sexo, me quedé leyendo nuestra charla, lo bueno es que si uno no borra lo que escribió queda almacenado, al volver a leer, la charla llegue a la conclusión básica de toda Chica de Barrio, es un calienta pava.

Cuando tenga más noticias sobre El Caballero les cuento, hasta la próxima.

Stella Maris Leone Geraci
Artista Plástica - Fotógrafa - Escritora

E-mail: stellamarisleonegeraci@gmail.com
twitter: @stellamleone




martes, 5 de marzo de 2013

Chica Sex and The City


Hace unos días me sentí como en la escena de Sex and The City, va salvando las distancias, la situación fue algo similar, parecida, estaba en una reunión con un grupo de personas y en un momento tenía que tomar unas medidas de unas paredes para un evento que voy a organizar, para poder planificar bien todo;  así que fui con uno de los señores presentes a realizar mi misión, el lugar estaba casi a oscura, y no lográbamos saber cuales eran las llaves para encender la luz, nos quedamos con una media luz, en eso que empezamos a hablar de algunas cosas, la confianza, la proximidad, hacían que estuviéramos hablando muy cerca, y en un momento determinado me tomo el rostro y me dice: -dame un beso, me tenés loco -; a lo que le respondí – no – y seguí con la cinta métrica, tomando medidas de las paredes del lugar, como si nada hubiera pasado.

Seguro se preguntan en que se parece a una escena de la serie, recuerdan el capítulo donde Carrie, está en el probador de la revista Vogue probándose los zapatos, al cual fue llevada por uno de sus jefes y él de pronto se aparece en ropa interior Versace desde luego y ella como quien no quiere la cosa, le dice que se vista que puede ser su padre, el señor en cuestión no se puso en ropa interior, y no voy a decir como el personaje que el podría ser mi padre, ya que el mío hoy sería mucho mayo que el señor en cuestión y padre ya tuve, pero si al principio me pregunte que le pasa?? y después me dije, lo que toda Chica de Barrio se diría, a pesar de los años tan mal, no me veo, si después de todo, podemos despertar algo así en un señor, no es para despreciar, así que gracias, al final me alegro el día.

Hasta la próxima!!!

Stella Maris Leone Geraci
Artista Plástica - Fotógrafa - Escritora

twitter: @stellamleone





lunes, 25 de febrero de 2013

Diario de un amante #2


Les contaba anteriormente que había empezado una relación 2.0 con El Caballero que conozco hace años, yo venía de estar hace un tiempo sin pareja, creí que era el momento de volver a abrir mi corazón, después de ese primer encuentro entre los dos, volvimos con nuestras charlas vía chat privado del facebook, debo reconocer que no recuerdo haber tenido una charla así con ninguno de mis amantes, en vivo y en directo, nuestras charlas solían recorrer mi cuerpo, con su mano, con su lengua, como besaría mis piernas y mi sexo, como me llenaría de placer hasta hacerme desfallecer, y en esto de tantas palabras que iban y venían, el chat se había vuelto un encuentro caliente, yo creo que el chat estaba estaba al rojo vivo, no era algo que hacíamos todos los días, ni a la misma hora, cuando se daba se daba y eso parecía ser excitante, para él y para mi, por qué lo voy a negar a estas alturas, era un juego al que nunca había jugado, si el de hablar por teléfono y decirnos cosas, pero nunca había probado el sexo telefónico, cuando teníamos ganas de vernos, nos llamábamos y después de nuestras charlas que no eran como estás, no encontrábamos.
Soy una Chica de Barrio criada a la antigua (bueno en algunas cosas) soy de las que le gusta que el juego de palabras termine en el encuentro de los cuerpos, pero….. como siempre digo hay un pero, esto no ocurría, cuando le insinuaba de vernos, él cortaba la conversación con una excusa, así que empecé interrogarme que estaba pasando, si el problema es que hubiera pasado vergüenza en la primera cita, como les dije no fue así demostró que tenía con que, para cumplir con los deseos de una Chica de Barrio; lo del trabajo tan trillado ya no me resultaba creíble; que tuviera a otra, esa era una buena posibilidad además El Caballero es unos cuantos años mayor que yo, no va a ser un monje franciscano, y acá venía la gran pregunta, habría una titular o todas jugaban de suplente,  y en este punto mi cabeza comenzó a dar tantas vueltas que decidí confiar en que me diría la verdad El Caballero, me dije pero si los dos somos personas conocidas en muchos de los sentidos y tenemos amigos en común; no me estaría ocultando algo?.
Uyyyy…. Los dejo se conecto y la verdad me gustan nuestras charlas, en la próxima les cuento el resto de la historia.
Stella Maris Leone Geraci
Artista Plástica - Fotógrafa - Escritora

E-mail: stellamarisleonegeraci@gmail.com
twitter: @stellamleone